jueves, 12 de febrero de 2009

Elder Scrolls 4 Oblivion por Gamemyover
















video

Después de observar la escena de introducción, en la cual escuchamos al emperador Uriel Septim narrar su situación en un tono épico que recuerda a El Señor de los Anillos, despertamos en una celda y comenzamos seguidamente a personalizar nuestro personaje.

Esta tarea resultará titánica si queremos ir al detalle ya que las posibilidades de personalización físicas son tremendas. A través de barras desplazadoras podremos indicar cómo queremos nuestra frente, mejillas, barbilla, boca, nariz, si queremos tener un aspecto añejo, en plenitud, o joven, nuestro peso... hasta tal punto esto es minucioso que supera lo visto en MMORPGs como Star Wars Galaxies. Eso sí, si te resulta tedioso dar a luz a un personaje modificando todas estas variables, puedes hacer que el sistema genere uno de forma aleatoria, aunque nada resulta tan gratificante como hacerlo uno mismo.